Seventh-Day Adventist Church

Asociación Venezolana Central - AVC Cerca de Tí Ccs...

Menu

Aposento Alto Capitolio

(Las instalaciones del restaurante vegetariano Super Bueno serían el lugar de reunión del Aposento Alto en Capitolio)

Aposento Alto Capitolio 

Con la intención de llevar desde un rincón estratégico de Caracas el mensaje adventista, uno de los sueños que se espera hacer realidad con la ayuda de Dios antes de que finalice el 2010 es la apertura de una congregación adventista en las instalaciones del Restaurante Vegetariano Super Bueno, en el Capitolio de la ciudad. 

Desde hace más de 25 años funciona a media cuadra del parlamento venezolano, el Restaurante Vegetariano de la Iglesia Adventista "Super Bueno". Por medio de esta institución el mensaje de salud y nutrición para estos tiempos se ha llevado a muchas personas sin distinción de ningún tipo.

También se han aprovechado sus instalaciones para dictar cursos de comida vegetariana, y celebrar reuniones en las que la planificación y programación de la Iglesia se ha visto bendecida. 

Pero ahora, las instalaciones del Restaurante Super Bueno esperan convertirse los días sábados en un "Aposento Alto": un lugar de congregación y adoración en el que muchos asiduos clientes y amigos del restaurante puedan recibir el alimento espiritual.

El nombre de "Aposento alto" es usado en referencia a aquel momento previo a la agonía del Getsemaní, y en el cual Jesús decide compartir la última cena con sus discípulos en un piso superior de una posada. Un salón de reuniones bien espacioso, que fue llamado por las Sagradas Escrituras "Aposento Alto". 

En la actualidad las Iglesias Adventistas que han añadido el nombre de "Aposento Alto" a su identificación, son congregaciones que se reúnen en instituciones de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y que por lo tanto no tienen una estructura ni apariencia exterior de Iglesia.

Una prueba de ello es la Iglesia Adventista del Dispensario de Caracas. Este aposento alto se ha convertido desde el 15 de agosto de 2009 en un verdadero bálsamo espiritual para muchas personas que buscando sanidad física encontraron a un grupo de personas que también compartieron con amor y alegría las medicinas para el alma.

Gracias a la gran bendición que ha resultado el proyecto de aperturar congregaciones adventistas en espacios de una institución de la Iglesia como el Dispensario de Caracas, el proyecto se espera copiar en otras instituciones adventistas.

La próxima en salir al ruedo parece ser la Iglesia Adventista del Aposento alto de Capitolio. Los retos y desafíos de "alimentar" espiritualmente a miles de personas están a las puertas.