Seventh-Day Adventist Church

Asociación Venezolana Central - AVC Cerca de Tí Ccs...

Menu

Mi Vida Entera

Nací para reflejar la imagen de un Dios que tiene el suficiente poder para crear mi universo, que está atento a mis oraciones y me ama tanto que se entregó a sí mismo. Mi sentido de realización más grande se halla en una travesía hacia un propósito definido y la plenitud.

Nuestras Creencias

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Si desea saber más

Información preventiva especial durante un movimiento sísmico

Prevenciones a tomar durante un terremoto

 

Basándose en los objetivos del Aula Sísmica de Funvisis, los educadores Juan Luis Guzmán y Wilmer Marín, y los instructores en prevención, Ben Quintero, Antonio Aguilar y Ángel Betancourt, y la psicóloga social, Niurka Vizcaya, han desarrollado Tips de prevención sísmica, sencillos y educativos, los cuales permiten, no sólo decirles qué hacer antes, durante y después de un sismo, sino insertar la cultura de la prevención sísmica en los niños, niñas, adolescentes y adultos mayores del país y más recientemente en personas con discapacidad visual, motora y auditiva. 

Entre los tips más mencionados se encuentran: 

Reacciones con serenidad y tranquilice a las personas que estén a su lado. 

Si está bajo techo protéjase debajo de una mesa, escritorio, pupitre o cama resistente. Si no hay muebles, donde protegerse, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina de la edificación en posición fetal. 

Retírese de ventanas, espejos o puertas de vidrios. 

Si está en un lugar muy concurrido (cine, teatro, el metro, etc), no se desespere ni corra hacia las puertas, ya que muchas personas se harán daño al tratar de salir al mismo tiempo. 

Si está en la playa, salga del agua rápidamente, retírese de la orilla y sitúese en un sitio elevado, a una distancia de al menos 300 metros, pues pudieran ocurrir grandes marejadas. 

Si está en una silla de ruedas y bajo techo, ubíquese debajo de una viga, al lado de una columna o en una esquina. Luego frene las ruedas y cubra su cabeza con los brazos.