Seventh-Day Adventist Church

Asociación Venezolana Central - AVC Cerca de Tí Ccs...

Menu

los jovenes adventistas y el cine

Los Jóvenes adventistas y el Cine

Satanás es muy astuto. Se imagina que si puede hacer que nuestro dilema sea dónde ver algo más bien que qué ver, puede introducir a hurtadillas toda clase de asuntos cuestionables e incluso los que son totalmente malos. Y nosotros no nos daremos cuenta hasta que sea demasiado tarde. Durante años la iglesia adventista ha dicho que el cine está fuera de sus límites. Los argumentos han fluctuado desde amigos "desagradables" hasta un ambiente físicamente insalubre. Algunos inclusive han afirmado que si un cristiano va a un cine, su ángel guardián se quedaría en la puerta. La tecnología y los temas de salud han diluido estos argumentos. La televisión y los videos son comunes en nuestros hogares.Los cines tienen zonas en las cuales no se puede fumar y tienen aire
acondicionado. Con estos cambios, ¿cómo responderemos nosotros como hijos de Dios? Lee cuidadosamente el Salmo 1:1 y el libro Mensajes para los jóvenes, página 396. 

¿Y qué diremos acerca de la televisión? ¿Y los videos? La mayoría de nosotros, también tenemos eso en nuestros hogares. Y el contenido no es muy diferente de lo que podríamos ver en los cines. De hecho, con la disponibilidad de la televisión por cable y por satélite, podemos ver cualquier cosa que se ve en los cines y mucho, mucho más.

Como cristianos, es importante conocer cuales son los principios de Dios para nosotros. La Biblia no habla acerca de videos, televisión, o películas. Da instrucciones para aquello que lo hacemos parte de nuestras vidas.

Pablo nos dio una pauta en Filipenses 4:8. Escribió: "Todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad".

El lugar donde tú miras algo es infinitamente menos importante que lo que estás viendo. La instrucción de Pablo es concentrarse en lo que es admirable, verdadero y puro. Si no vamos al cine pero traemos una película moralmente degenerada a nuestro hogar, no estamos comprendiendo el verdadero sentido de las palabras de Pablo. Usando el criterio de Pablo, examina el espectáculo o la película que deseas ver.

¿Qué valores se describen en ella? Si contemplamos espectáculos que están llenos de mentiras, fraudes, violencia y sexo premarital, ¿cómo podemos mantener nuestros ojos sobre lo que es verdadero y admirable?
Pablo dice que debemos pensar en las cosas que son dignas de alabanza y verdaderas. Es necesario que nos preguntemos cuál es el mensaje de la película. Hay muy poco material producido para nuestro entretenimiento que no tenga un mensaje de alguna clase. Puede ser un mensaje muy indefinido, pero aun es un mensaje. Cada escena está emitiendo un mensaje.

 

El diálogo emite un mensaje. Las acciones de los personajes y aun lo que visten y como se describe su estilo de vida, transmite un
mensaje. Aun lo que no dicen, en algunos casos, transmite un mensaje. Así que, ¿cuál es el mensaje de la película o del espectáculo que estás viendo? Los personajes pueden no ser manifiestamente cristianos porque muy rara vez se representa a los cristianos en los medios de difusión. Cuando están en el reparto, a menudo se ríen en forma estereotipada. Pero, ¿actúan los personajes en una forma semejante a la de Cristo? ¿Tienen valores cristianos? ¿Se mueve el argumento hacia una conclusión reflexiva y honesta? ¿O se presentan situaciones que no responden a la realidad?


Las películas condensan asuntos en segmentos de una hora, una hora y media a dos horas. El resultado debe completarse cuando termina la película, cuando aparece la palabra "fin". La vida y las relaciones no funcionan en segmentos de 2 horas. )Cuándo fue la última vez que hiciste frente a una crisis y la resolviste en un mero intervalo de 120 minutos?

Al mirar retrospectivamente las acciones de los personajes también es necesario preguntarse si deseamos modelar nuestras vidas de acuerdo a ellos.

El mensaje debe enseñar de que forma puedes contribuir a la sociedad que te rodea. Y, en última instancia, te debe hacer sentir más cerca de Dios.


Aun las películas "buenas" exigen vigilancia. 


Recientemente, obligaron a Disney, una compañía largamente conocida por sus entretenimientos para la familia, a que recogiera 3 millones 400.000 videos de la película, Rescuers Down Under [Salvadores en las antípodas]. ¿La razón para esa devolución? En el video estaba oculta una imagen explícitamente sexual. Es importante recordar que tú no siempre sabes que mensajes son los que está recogiendo tu mente. Esto se llama, programación subliminal. ¿Deseas que alguien decida lo que entra en tu mente?


Refiriéndose a la advertencia de Pablo, debemos mirar lo que es puro y admirable. Muchas tramas en los espectáculos de la televisión y en las películas representan actividad sexual entre parejas que no están casadas. Al contemplar estos episodios, participamos en un acto que, de acuerdo a las normas bíblicas es fornicación o adulterio. Nuestras propias relaciones llegan a degradarse debido a nuestra aprobación silenciosa de esas escenas.