Seventh-Day Adventist Church

Asociación Venezolana Central - AVC Cerca de Tí Ccs...

Menu

Mi Vida Entera

Nací para reflejar la imagen de un Dios que tiene el suficiente poder para crear mi universo, que está atento a mis oraciones y me ama tanto que se entregó a sí mismo. Mi sentido de realización más grande se halla en una travesía hacia un propósito definido y la plenitud.

Nuestras Creencias

Las creencias adventistas tienen el propósito de impregnar toda la vida. Surgen a partir de escrituras que presentan un retrato convincente de Dios, y nos invitan a explorar, experimentar y conocer a Aquel que desea restaurarnos a la plenitud.

Si desea saber más

( en la gráfica, algunos de los miembros de ADRA en uno de los operativos de asistencia médica realizados en el 2009 )

La labor de ADRA y los grupos de rescate en el Centenario Adventista

Ellos fueron los actores invisibles y el personal que detrás de cámara ayudó a que el gran evento del centenario en el poliedro de Caracas fuese una realidad. Varios jóvenes y adultos de la Iglesia Adventista que participan de forma voluntaria en la Agencia Adventista para el Desarrollo de los Recursos Asistenciales (ADRA), así como en los diversos grupos de rescate fueron, como diría una de las clases del club de aventureros, las "manos ayudadoras" de la actividad centenaria. 

Los voluntarios y coordinadores de las iglesias, distritos y zonas de ADRA ayudaron en toda la logística y organización de la actividad en el poliedro. El coordinador de ADRA para la región capital, el Pr. Ennar Arriojas organizó a un equipo de voluntarios para que estuviera participando en la logística y cuidara algunos detalles del evento. 

Portando un vistoso uniforme verde y una gorra que identificaba a la organización de asistencia social, muchos de los voluntarios de ADRA se convirtieron por un día en diáconos y en personal de protocolo. 

El personal de ADRA colaboró en mantener el orden, la seguridad y proveer de información a todo aquel que estuviese solicitando un determinado lugar o servicio. 

Por otra parte, el equipo de rescate perteneciente a la Iglesia Adventista en el oriente de Venezuela, sumó sus esfuerzos a sus colegas del grupo B.A.C.E, del estado central de Miranda. Estos dos grupos que estuvieron presentes en la actividad centenaria estuvieron prestando todo el apoyo médico necesario a aquellas personas que en algún momento del día tuvieron, lamentablemente, que recurrir a los servicios de enfermería. 

El apoyo incondicional y la garantía que brinda en cualquier evento la presencia de un grupo de para médicos y rescatistas fue un gran consuelo para todos los asistentes. Además de la seguridad de tener a Dios como el mejor de los médicos, el apoyo de estos brigadistas y voluntarios médicos siempre es de gran ayuda.